.

.
Zapatos, un escritorio con libros, revistas, flores, un ordenador, velas, mis cosas...¿ que mas quiero?

.

.

domingo, 27 de mayo de 2012

PENSAR DEMASIADO HACE DAÑO : APAGA Y DISFRUTA


He estado leyendo en la red un artículo interesante basado en parte en refexiones de el maestro Osho, sobre si pensar demasiado daña nuestras "cabezas"; transcribo a mi manera parte de la  información leída, pero en realidad quiero ir mas allá, y no es mas que la importancia que tiene la relajación, la meditación y la consciencia de cuanto pensamos y hacemos en nuestras vidas. Hace tiempo escribí sobre la intuición, sobre nuestra brújula interna, esa por la que debemos dejarnos guiar ... hoy tengo todavía mas claro si cabe, que las cosas desde la consciencia son mucho mejores, mas gratificantes y "entusiasmantes" y precisamente desde esa consciencia hemos de darnos cuenta de lo placentero y  necesario que es apagar la parte racional de  el cerebro y disfrutar de los otros sentidos, la vista, el gusto, el oído, el olfato, el tacto. ¿ Os dais cuenta de que a veces los seres que son mas reflexivos, pueden crear un cortocircuito mental y estropear las dos cosa mas importantes que les han sido concedidas ? con  la inteligencia y la vida, desde luego,  ¡ no se juega !  
Recientes estudios e investigaciones han descubierto que pensar demasiado hace daño a el cerebro, lo que todavía no ha sido descubierto es que la meditación es la clave para apretar el botón de "apagado". Incluso " The Economist" ha descrito de forma perfecta el tema que estamos tocando : "así como un duro trabajo físico deja señales en el cuerpo, pensar mucho las deja en el cerebro".
Sabemos, por ejemplo,  desde hace tiempo que el cerebro es un órgano maleable y por tanto el de un deportista es distinto a el de un operador de ordenadores...
Durante los años ´60 se llevaron a cabo estudios con ratones y se demostró que ratones criados en ambientes ricos de estímulos tenían cerebros mas densos y mas complejos que los de otros roedores criados con pocos estímulos, no solo crece el numero de células cerebrales sino que aumenta el riego de sangre que lleva la energía necesaria a dichas células.
Pero vayamos a lo que nos interesa; ¿ que pasa cuando pensamos demasiado, cuando exageramos ? Se sabe que "demasiado" puede literalmente matar las células cerebrales. Parece ser que las substancias químicas producidas cuando se piensa, no puedan eliminarse con la rapidez que deberían para evitar que envenenen nuestras células cerebrales. No debería sorprendernos el hecho de que el cerebro funcione como el resto de nuestro sistema biológico. Periodos de descanso alternados a periodos de esfuerzo: este es el normal sistema operandi. La falta de descanso, un entreno excesivo reduce las capacidades de los atletas, lo mismo ocurre con el cerebro, aunque hemos de ser conscientes de que mientras  todos los otros músculos de nuestro cuerpo pueden descansar cuando acaban con una actividad, nuestros cerebros multimedia pasan de la actividad cotidiana a la de los sueños ... por eso muchos investigadores ven una relación cada vez más clara entre el estar despiertos, atentos y funcionando a el estar relajados.
La clave para reducir la inevitable perdida de la que nadie se libra con  el paso de el tiempo, de células cerebrales,  es la de permitir a nuestra cabeza, a la mente, pararse y descansar y desarrollar una consciencia de cuales son nuestros pensamientos, a esto se le llama el arte de la meditación, porque  al darnos cuenta de cuales son tales pensamientos, descubriremos que  realidad estos son muy tímidos y  que en el preciso instante en el que  eres plenamente consciente de tus pensamientos estos empiezan a diluirse encaminándonos a un mundo de paz que va más a allá de toda comprensión.
Cito a CARRIE BRADSHOW que en un momento de su vida se preguntó lo mismo que yo " ¿no será que estabamos mejor cuando pensabamos menos y besábamos más ? "  por lo tanto pongo un punto final a este post, meto el rompecabezas en el agua y que se quedé ahí unos días, apago y ... hablábamos de besar, ¿ verdad ? 
¡ me espera lo mejor !

No hay comentarios:

Publicar un comentario