.

.
Zapatos, un escritorio con libros, revistas, flores, un ordenador, velas, mis cosas...¿ que mas quiero?

.

.

lunes, 14 de mayo de 2012

DISCUSIONES, PELEAS, ¡ TORMENTAS !


Recientemente me he peleado y mucho. Lo peor es que de una tontería se ha llegado a una situación pésima. No estoy orgullosa y estoy triste pero soy positiva por naturaleza, creo en el "amor" y sobre todo en que quien no sabe perdonar , no sabe amar. 
Teniendo en cuenta que nadie sale victorioso de una pelea, me pregunto por que no  transformar esa TORMENTA en un crecimiento personal y de pareja que nos ayude a salir "mejorados" de ella. Al fin y al cabo se supone que queremos pasar muchos mas años juntos de la mejor forma y la experiencia me dice que  mientras te conoces a veces chocas...
Todos los tenemos, problemas reales o no,  que se asoman a nuestra ventana cotidianamente y que a veces se tornan graves o grandes a causa de tensiones varias que irremediablemente desembocarán en una pelea y una vez que empieza hay quien no se contiene y tira en la olla de la discusión, rencores, celos, amarguras, cosas que no aguanta ...lo malo es que los ingredientes de la sopa que se cuece en esa olla no tienen ni pies ni cabeza, no tienen un objetivo y lo único que se cocerá allí dentro es que consigamos  hacernos daño.
Confieso que tengo un trauma con las palabras hirientes, el tono de voz alto y  despectivo, las frases con mala baba que sobran y las discusiones en las que no puedes sentarte y mirarte a los ojos; de donde viene ese trauma, es algo personal, y posiblemente me haya equivocado a menudo en  los conflictos que he podido tener a lo largo de mi existencia, pero "Dios" sabe que intento no herir gratuitamente ni ofender sin razón.
Creo en la buena voluntad, en la grandeza de la generosidad y en la humildad, en saber bajar la cabeza y pedir perdón. 
Creo en la auto-critica y en cinco puntos clave para gestionar de forma madura una pelea.
Intento aplicarlos, pero ya se sabe, no te peleas sol@ , por lo que son dos los que deben comulgar con ellos y querer ponerlos en práctica.
- Intentar no perder de vista el motivo de la discusión/pelea, no dejarse llevar por la rabia y concentrarse solo es el tema en cuestión y no irse por otros derroteros, si siempre llegas tarde y al otro le "cabrea" ¿ que tendrá que ver que  su madre sea una pesada ...?
- Es absolutamente necesario no ofender a tu partner, como mínimo intentar evitarlo y disculparse inmediatamente. No sirve para nada mas que para exasperar una situación que ya de por si está tensa.
- No dejar, no abandonar NUNCA, la discusión si no es por fuerza mayor, antes de haber llegado a alguna conclusión. Una discusión interrumpida solo hace que dejar heridas abiertas y tiene todos los números para que los problemas se vuelvan, como decirlo, mas pétreos, rígidos ... será mas difícil disolverlos en un futuro. Esta es la parte mas difícil creo, no queremos discutir, pero a veces hay que sentarse y hablar, "reparar" ; cuando se rompe una tubería y hay una fuga, la arreglamos para que no salga el agua, (por ejemplo), pues es lo mismo.
- Hay que estar siempre dispuesto a hacer concesiones. De cualquier forma nadie gana nunca y una pequeña concesión por ambas partes, sirve para demostrar la voluntad en querer resolver el conflicto y evitar que sea un choque frontal.
- Querer o en su defecto aprender a escuchar. Es importante expresar tu punto de vista, de el mismo modo es básico escuchar el de el otro. Las peleas no  pueden ser nunca un monólogo en el que se chilla o un " no quiero hablar". Evidentemente cada uno tienes sus razones y seguro que son igual de buenas y de válidas, hay que intentar enfrentarlas porque  igual y debido a un malentendido os daréis cuenta de que incluso pensáis lo mismo pero no os habíais comprendido ...
Claro que lo ideal es no discutir, no pelearse, es difícil pero creo que si dos individuos maduros se quieren y se respetan de verdad, lo conseguirán. ¡ Solo tienen que QUERER encontrar SU método !

No hay comentarios:

Publicar un comentario