.

.
Zapatos, un escritorio con libros, revistas, flores, un ordenador, velas, mis cosas...¿ que mas quiero?

.

.

martes, 8 de noviembre de 2011

¿ QUE HACEMOS CON LO SUPERFLUO ?

Decía una amiga que a veces tiene una extraña sensación y se siente abrumada por las cosas, los objetos que acumula, dice  que su casa se llena sin medida, habla de su pasión por las antigüedades, pasión que la lleva a visitar todos los mercados y mercadillos que puede y de los cuales regresa siempre con alguna reliquia a la que no puede renunciar y me confiesa que últimamente nota una sensación de fastidio en ver su apartamento lleno de cosas que no usa.
Reconozco que yo también acumulo o he acumulado con los años, realmente hay cosas que no uso, no pasa con otras, pues disfruto mucho con libros de hace mil años en mis manos, así como poniéndome ropa o zapatos de hace dos mil ...  ¿ estaré mal del "tarro" ? quizás, pero me divierto, eso os lo aseguro.  Conozco a otra "loca" , lo digo con todo mi cariño, que me pregunta si no será una "adicta a las compras", sale de casa y vuelve con un vestido, unos zapatos, un objeto para el baño o la cocina ... casi nunca vuelve a casa con las manos vacías, y a la vez confiesa que no se gasta ninguna cifra astronómica, así que afortunadamente, no es este el problema, el problema es más que no sabe donde meter y como ordenar sus compras. Este podría ser en cierta forma mi problema, se necesita mucho espacio si se tienen muchas cosas. Hablando, nos preguntábamos como puede ser que haya gente que lo tira todo y no guarda nada, alguna amiga perteneciente a esta especie y fiel a la religión de " esto también lo tiro ", ha confesado que a menudo se  ha arrepentido de haberse deshecho de según que cosas.
Así que ni tanto ni tan calvo, el deseo de liberarse de cosas "no útiles" es común en muchas personas, pero muy a menudo cuando llega el momento de "deshacerse" de los objectos decidimos pos-ponerlo a otro momento u otra ocasión como una mudanza...    
Existe un libro, "cuaderno de ejercicios para librarse de cosas inutiles" sus autoras, dos francesas, (promotoras de una educación ecofriendly y sobre la sostenibilidad basada en el "downshifting"),  nos explican que hacerlo es un proceso de crecimiento personal que ayuda a simplificar la vida, y sobre todo a evaluar nuestras verdaderas necesidades para poder realizarnos plenamente. ... ¿ Como hacerlo ? No existe un método mejor o peor y sobre todo no hay objetivos que alcanzar, solo los que nosotros establezcamos ya que somos los únicos que podemos valorar la utilidad de nuestras "posesiones". 
Voy a darme una vueltecita por mi vestidor ... pero nunca me la daré por mi biblioteca.



             

No hay comentarios:

Publicar un comentario