.

.
Zapatos, un escritorio con libros, revistas, flores, un ordenador, velas, mis cosas...¿ que mas quiero?

.

.

jueves, 1 de septiembre de 2011

AMAR EL TRABAJO

Todos conocemos el dicho "EL TRABAJO DIGNIFICA AL HOMBRE" y es cierto, aunque he de reconocer que hay hombres y mujeres muy dignos que no trabajan, pocos pero los hay ...
Tengo la gran suerte de amar lo que hago,  mi trabajo es una parte de lo que yo soy, cierto es también que no es el mejor momento para este mundo, y posiblemente otra cosa me daría menos disgustos, menos problemas y una vida más tranquila, pero poder dar rienda suelta a mi creatividad que desde pequeña es mucha, es seguramente parte de lo que me hace seguir luchando y en los tiempos que corren con más fuerza que nunca, siempre con la esperanza de que la constancia y el trabajo bien hecho, el que me ha enseñado a  hilbanar hasta el mas mínimo detalle para luego poder coser con el mayor de los cuidados y mucho cariño dará sus frutos.
 .

Apasionarse con lo que se hace y en concreto con el trabajo que se realiza es un derecho/obligación de cualquiera que desée vivir en armonia y de forma agradable su propia experiencia de vida.
Recordemonos  que "cada semejante atrae a su semejante", la energia positiva atrae positivismo, y la negativa, negativismo. El trabajo representa una circunstancia personal y el lugar en el que nuestra energia toma forma y se concretiza transformandose en cosas buenas. En el gran puzle de la eficacia humana, no existe un producto mejor o peor, todos los trabajos son nobles y dignos por definición desde el momento en que son hijos de la creatividad del hombre.

El trabajo es definible: un sagrado abrazo a la vida. El rendimiento laboral, en cuanto a energia que toma forma, no puede estar mutilado por nada, nuestra pasión, amar nuestro trabajo en cada momento, en cada paso, en cada ámbito equivale a atendernos a nostros mismos y a expandir nuestro "yo", equivale a satisfacer una sana autoestima y un sano amor propio.
Es cierto que a veces nos toca hacer algo que no hemos escogido y no precisamente lo que más nos gusta, el éxito está en sacarle partido a la situación y en hacerlo contentos.  Recuerdo que mi madre en determinados momentos y debido a obligaciones que teniamos o con las que teniamos que cumplir, solía decirnos:" te guste o no te guste, lo tienes que hacer, verdad? pues hazlo con una sonrisa, será mejor para ti y para los demás"
No hace falta decir, es obvio,  que si nuestra energia, en todo lo relacionado con nuestro trabajo, sea este el que sea, es positiva, atraerá positividad y  bienestar, pero sobre todo y creo muy importante, una sensación de plenitud.

No hay comentarios:

Publicar un comentario