.

.
Zapatos, un escritorio con libros, revistas, flores, un ordenador, velas, mis cosas...¿ que mas quiero?

.

.

jueves, 25 de agosto de 2011

"CAFFÉ"

Il CAFFÉ , UN CAFFÉ... ha sido desde siempre algo típico y que se asocia a Italia, yo, sin contar el café con leche  del desayuno empecé a tomarlo tarde, alrededor de los venticinco años y de más jovencita solo  en ocasiones puntuales, como cuando estudiaba toda la noche antes de exámenes, o con Baylis después de las cenas y de hecho muchas veces tuve que escuchar de personas muy diversas  la siguiente frase : "¿como?  ¿una italiana que no toma café?" ; curioso, porque ahora me encanta, lo disfruto y saboreo y a veces lo necesito, no se si es más  una adicción física o mental puesto que tomar café y dependiendo de con quién y donde lo tomes se convierte en maravilloso rito diário.
Tras esta costumbre tipicamente italiana se esconden vicios y virtudes de los italianos. Imaginemos una viñeta: una reunión de trabajo en la que de repente se pregunta si a los reunidos les apetece un café, escena 1: en cualquier ciudad europea, todos asienten con un simple " ", escena 2: en cualquier ciudad italiana, la respuesta fantasiosa y variopinta es la siguiente  (la escribo en italiano que es más divertido ...) "grazie, ristretto, macchiato, macchiato freddo, macchiato caldo, in tazza calda, in tazza grande, al vetro, corretto, senza zucchero, con zucchero di canna, etc." .

pasteleria cafeteria ANDREA PANSA en Amalfi
El café es más que un reflejo cultural, es un reflejo de sus habitantes, de sus vicios y virtudes. Extrema ospitalidad y personalidad a la vez. Se cita como una marca del país, como un elemento por el que se sabe de  una tradición conocida ampliamente en todo el mundo. El aroma de esta "droga" llama a un clima de cordialidad en el que poder discutir más o menos acaloradamente con amigos; y  pensar en todas sus posibles variedades parecen querer señalar el difícil arte de estar todos de acuerdo, vicio o característica típica de los italianos que encuentran muchas veces tan difíciles las cosas más naturales. Imaginación y creatividad y a la vez caos y desorden. Polos opuestos que no consiguen encontrartse... mientras tanto me tomo un café...,  que es el símbolo del momento, del presente, de el ahora, y mañana ya veremos. Una tradición a la que van ligadas otras muchas ...
Y termino con algo curioso, fantástico, (que sinceramente solo podía pasar en un país como este) algo para reflexionar;  en épocas de vacas flacas en Nápoles era costumbre ir a un bar tomarse un café y pagar dos, así las personas que no podían pagarlo de su bolsillo, sabian que ya tenían uno para beberse y poder disfrutar como los demás. Hoy en día esto se ha perdido como la capacidad de escribir por adelantado algo sobre el futuro. Creo profundamente que tenemos mucho que aprender de esos napolitanos que pagaban por adelantado el café "siguiente".
¿ no sería fantástico ir a tomarnos un café y pagar otro? Ese CAFFÉ que se tomará cualquier persona que quiera tomarselo.
NOTA: ningún CAFFFÉ como en MILÁN y todos los italianos lo reconocen, será el agua, será lo que sea pero es la única ciudad del mundo en la que me los tomo solos y sin azucar.

1 comentario:

  1. Realmente, el mejor sitio del mundo para disfrutar del Caff'e ; Milano.

    ResponderEliminar